El alma que ha visto, lo mejor posible, las esencias y la verdad, deberá constituir un hombre, que se consagrará a la sabiduría, a la belleza, a las musas y al amor. Platón, Fedro o de la belleza.
Perhaps he knew, as I did not, that the Earth was made round so that we would not see too far down the road. Isak Dinesen
Someone ties a bow, in my backyard to show me love, my voice is climbing walls, smoking and I want love (Poor Places-Wilco)

jueves, 25 de junio de 2015

"Canción del ensimismado en el Puente de Brooklyn"





Apretó las esquirlas
de sol entre los dedos
como si moldease
la mañana con ellos.
En el puente de Brooklyn.

La luz quita a las cosas
su densidad, su peso.
Alas les da: que sean 
criaturas del viento.
Luces les da: que moje
sus frentes el misterio.
En el puente de Brooklyn.

Una mujer le entrega
un periódico: "Léalo,
es importante. Mire
las aguas: llevan muertos"
¿Muertos? Mira las aguas.
Son sólo un curso negro.
En el puente de Brooklyn.

Un curso negro y frío,
y silencioso, pero
bajo la superficie
laten playas y cielos, 
laderas con encinas, 
cales y cementerios.
"Mire las aguas: llevan 
muertos": (Pero otros muertos)
En el puente de Brooklyn.

Se entreabre el río. Muestra
las entrañas del tiempo.
Revive lo vivido,
rescata lo pretérito.
"Mire los muertos. Lea
lo que dice...": (Sus muertos...,
su corazón, debajo
del agua, en silencio...)
No ve: recuerda sólo.
Se ve a sí mismo muerto.
¿Cómo decir que ha sido
quien dio la figura al fuego,
quién lloró por Aquiles,
el de los pies ligeros;
quien besara en la boca a
Julieta Capuleto?
En el puente de Brooklyn.

¿Mendigo de qué mundo?
¿Errante por qué tiempo
marchito? La mujer 
se va desvaneciendo.
En el puente de Brooklyn.

"Canción del ensimismado en el Puente de Brooklyn" de José Hierro (incluido en el Libro de las Alucinaciones)








Safe for only 25 men at one time. Do not walk close together. No Run. Jump or trot. Break step!
W.A. Roebling (1837-1926) ingeniero y arquitecto que diseñó el Puente de Brooklyn.

viernes, 5 de junio de 2015

Pasaje a la India




Anoche, mientras charlaba con un amigo sobre viajes, recónditas planicies aún sin explorar, sobre la sorprendente y desconocida Expedición de Lewis y Clark, (aquellos dos aventureros que partieron de St. Louis y que remontando el río Missouri, recorrieron la friolera de 13.000 kilómetros en canoa, a pie y a caballo hasta llegar a la costa del Pacífico)...aparecieron en mi memoria escenas de un viaje que ya forma parte del recuerdo, pero que puede transformarse en lo que dura una cerveza en un nuevo descubrimiento. 
Sobre la India se ha dicho ya todo o casi todo. Las guías de viaje no dejan que los destinos te sorprendan, antes de pisar tierra ya sabes lo que te vas a encontrar en cada esquina, a qué precio te van a vender la alfombra, lo que te cuesta un té o un café o lo que has de regatear para no sentirte un pardillo. La India es tan envolvente, espesa, caleidoscópica, eterna, desmesurada, abrumadora, que ni las guías te pueden aproximar a ella. La India hay que vivirla en tus propias carnes, como el miedo, el amor y la pasión.

E.M.Foster (1879-1970) dio en el clavo con su novela "Pasaje a la India" publicada en 1924 y ambientada en el Raj británico y el movimiento de independencia indio en los años 20. Fue seleccionada como una de las cien mejores obras de la literatura en inglés por la Modern Library y obtuvo el premio James Tait Black Memorial para ficción. Su lectura es casi obligada, pero mi recomendación viene acompañada de una sutil apuesta por la magnífica narración de su autor que ya demostró talento en obras como "Maurice", "Dónde los ángeles no se aventuran" o la archiconocida "Una habitación con vistas". Vamos que si no sabes que lectura llevarte a la playa o la montaña este verano, acude a Foster, resolverá ¡tus dudas!

El otro gran autor y especialista indiscutible en menesteres indios es el gran Rudyard Kipling (1865-1936), escritor, cronista, poeta británico nacido en la India y premio Nobel de Literatura en 1907. Durante mi periplo indio que duró unas tres semanas solía leer al atardecer el libro de cuentos que me llevé, en el que se incluía "El libro de la selva", "La casa de los deseos", "Kim", "Los tres soldados", "Gunga Din", magníficas narraciones a la que les acompañan su versión cinematográfica. Yo tengo una imagen personalizada de Kipling en la figura del actor Christopher Plummer. Sí, sí, "El hombre que puedo reinar" dirigida por John Huston en el año 1975, adaptación cinematográfica de la novela homónima y porqué no decirlo, una de las mejores películas con sentido del humor que se han rodado nunca. ¡Una joya!



Y para finalizar hacer una sutil recomendación. El escritor escocés, William Dalrymple durante su estancia en la India de varios años, aglutinó de manera perfecta un relato sobre el subcontinente indio. "La ciudad de los Djinns" ofrece un retrato muy profundo de la capital Delhi, desde sus habitantes con toda su carga histórica hasta los rincones más olvidados: sus calles, mezquitas, ruinas abandonas y templos. Fue galardonado con el premio Thomas Cook en 1994.

A continuación adjunto varias fotografías realizadas durante el viaje al Rajastán y Vanarasi (Benarés)-India-en Septiembre de 2002.








domingo, 31 de mayo de 2015

Sunday morning (I)




The Ocean-Richard Hawley (from the album "Coles Corner" 2005)

Me llevas hacia abajo, hacia el océano 
Me llevas hacia abajo, junto al mar 

Sabes que es mucho tiempo, 
Siempre me dejas la lengua atada 
Y todo este tiempo es para nosotros 
Te quiero, porque...
 
Me llevas hacia abajo, hacia el océano 
El mundo está muy bien, por el mar 
Sabes que esta vez es de verdad 
Ayuda al corazón a sanar 
Sabes que rompe el sello del talismán que daña 
Y así me miras y la necesidad 
El espacio que significa tanto para mí 

Me llevas hacia abajo, hacia el océano 
Nuestro mundo está muy bien, por el mar 
Sabes la forma en que se encuentra en la vida, es muy difícil estar a la altura 
Así que por qué sigue vestido con su traje de luto 
Supongo, supongo 

Me llevas hacia abajo, hacia el océano 
No me dejes abajo, junto al mar 
El océano 
Aquí viene la ola, aquí viene la ola 
Aquí viene la ola, por el mar 

lunes, 18 de mayo de 2015

Hacia Carthago Nova


Torso de Rea Silvia,madre de Rómulo y Remo (Museo del Teatro Romano)

La última visita-excursión que hemos realizado el grupo del curso "El origen desconocido de los Archivos" (2014-2015) de la Upua (Universidad Alicante) ha sido a Cartagena, conocida en la antigüedad como Carthago Nova. El día transcurrió bajo la amenaza de la primera ola de calor del año, pero lo cierto es que ni nos enteramos. No hubo ni achicharramientos ni desmayos colectivos. Entre visita y visita nos tomamos unas cañas para refrescar, acompañadas de unas riquísimas "marineras" (ensaladilla rusa sobre colín y recubierta de una suculenta anchoa). Lo visitamos casi todo: el Museo del Teatro Romano, La Casa de la Fortuna, el barrio del Foro Romano y para acabar el Museo de Arqueología Subacuática.

El Museo del Teatro Romano es obra del arquitecto Rafael Moneo y fue inagurado en 2008. El proyecto de restauración y recuperación abarca también la integración del monumento en el casco urbano con fines didácticos y culturales.





La siguiente parada fue la Casa de la Fortuna que alberga los restos de una vivienda romana de finales del siglo I a.C, datándose su abandono a finales del siglo II d.C. Sus restos fueron sacados a la luz en dos fases: la calzada y la entrada de la casa en 1974, y el resto de la casa (domus) en los años 90.
La siguiente parada transcurrió con la visita del Barrio del Foro Romano. En el año 2012 se abrió al público, donde se puede visitar una de estas manzanas delimitada por dos edificios: unas termas con un peristilo y el Edificio del Atrio.


"Entramos al baño, sudamos a nuestras anchas y, al cabo de una rato pasamos al agua fría" (Petronio, 28)


"El (atrio) es aquel que se pone una columna a cada uno de los cuatro ángulos..." (Vitruvio, VI, 3, 15)

El complejo termal, construido en el siglo I d.C., permitía el siguiente recorrido: el frigidarium, los tepidaria o sala templada, la sauna y el caldarium. El peristilo o plaza porticada daba acceso al complejo termal, además de servir como espacio de reunión. Su pavimento fue construido con ladrillos dispuestos en espina de pez (opus spicatum). En este espacio fue hallado un cuerno de la abundancia o cornucopia en mármol de Lun-Carrara.




"En las palestras, pues, sean sus peristilos cuadrados o cuadrilongos..." (Vitruvio, V, 11, 50)


Foto realizada por Susana Llorens
Y para finalizar nos fuimos dando un paseo hasta el Museo de Arqueología Subacuática. (Cartagena se merece una visita).




Foto realizada por Juan Revenga

Nota: ¡gracias a tod@s! a Susana, Miguel, José María, Juan, Mario, Raquel, Paqui, Rafaela, Carmen y Rosita, por hacer posible que la cultura y las ganas de seguir aprendiendo sean el motor de encuentros como éste. ¡Hasta la próxima! 

jueves, 30 de abril de 2015

Los viajes extraordinarios de Jules Verne

Si estás en Madrid y aún no has ido a visitar la Exposición dedicada a Jules Verne y "Sus viajes Extraordinarios" (del 16 de Febrero al 19 de Julio)es que estás loco, (sin ofender a nadie). La Casa del Lector del Matadero tiene la gran suerte de acoger parte de los manuscritos escritos del puño y letra del mismo Verne, su Globo terráqueo y una maqueta del Nautilus.¡Ufff, qué me emociono!
Como Castaño de Indias no ha podido de momento disfrutar de tan singular privilegio, el arqueólogo, aventurero y agricultor, Mauricio Egea, como enviado especial a la capital, nos ha remitido algunas de las fotos de la muestra. ¡Gracias!compañero de tertulia, por acercarnos a los sueños del mayor visionario que ha dado la literatura. 





La Exposición muestra también los trabajos realizados por el artista francés Enric Fonteneau bajo la influencia que ha ejercido sobre él el gran Jules Verne. Un viaje cargado de aventuras sobre paneles de misterio.







Recientemente se han publicado dos monografías que completan nuestra pasión por el autor. Una es "La tierra de Jules Verne: Geografía y aventura" (Fórcola) escrita por el geógrafo español Eduardo Martínez Pisón, una introducción al mundo novelesco de Verne. Es un repaso a la producción verniana referida a sus decenas de libros de viajes, para estudiar la relación entre la abundante e influyente base geográfica de sus relatos, unas veces realista y otras fantástica, sin miedo a su mezcla, y las aventuras que en tales terrenos se despliegan.




Y el otro libro al que quiero hacer referencia es el titulado "César Cascabel" (Fórcola), una de las novelas más desconocidas de Verne y traducida por primera vez en edición crítica. En palabras de Pisón, autor del prólogo a esta edición: es un libro que hay que leer con el mapa a mano en todo momento. El mapa queda así convertido en aventura, donde se disponen los obstáculos, los caminos y las peripecias adecuadas a la cada escenario.



(Post scríptum: Profesor Lidenbrock, me hubiera encantado visitar a su lado la Isla secreta y las entrañas del Snaefellsjökull hasta el mismísimo Centro de la Tierra)

No se pierdan este magnífico corto de animación "Las Misteriosas Exploraciones Geográficas de Jasper Morello" (2005)


jueves, 16 de abril de 2015

The Kew Gardens: los jardines más bellos del planeta




¿Por qué concebir unos jardines a semejanza del trópico? los Reales Jardines de Kew o como se les conoce "Royal Botanic Kew Gardens" constituyen una de las maravillas hechas por el hombre. El montaje y diseño de los jardines fueron la expresión directa de la expansión geográfica, científica e imperialista de los ingleses, su impronta hegemónica. 
Para entender un poco el carácter inglés hablemos de Lawrence de Arabia que se refugió en el desierto durante su lucha (personal) contra el Imperio Turco; contaba que el desierto le gustaba porque estaba limpio pero como buen inglés que era también se reía de los suyos y de sí mismo. En la película dirigida por David Lean de 1962, Lawrence de Arabia, el personaje homónimo interpretado en el film por Peter O´Toole, mantiene una conversación durante la noche con su guía en el desierto: éste le pregunta cómo es Inglaterra y Lawrence contesta:
-Es un país rico, lleno de gente gorda
-Pero tú no eres gordo
-Yo soy un caso aparte



Los ingleses desarrollaron durante el siglo XVIII una de las mayores conquistas del saber científico, es más, consiguieron traer casi la totalidad de las especies botánicas de Asia, Oceanía y América para estudiarlas, conservarlas y protegerlas de la extinción. Este ejercicio se plasmo en la construcción de los Jardines de Kew, uno de los lugares más bellos del planeta.
Todo comenzó en 1840, cuando el Rey Jorge III encarga el proyecto al gran Joseph Banks y William Aiton. Unos años atrás en 1761 ya habían erigido una pagoda (símbolo de lo exótico), en los terrenos donde se ubicarían los Jardines y que se conserva en la actualidad. Bajo la dirección de William Hooker  (1785-1865) los jardines aumentaron su extensión a 109 hectáreas (270 acres), en la actualidad cuentan con 120 hectáreas (300 acres). Hooker destacó como la mayoría de sus colegas botánicos en la proliferación  de las especies botánicas gracias a la conservación y al estudio de las mismas. Se le recuerda entre otras muchas cosas por lo azaroso de su viaje a Islandia en una de las expediciones del Almirantazgo inglés a la isla secreta allá por 1809. Parte de los dibujos, notas y especímenes recolectados se perdieron en el viaje de regreso casa, el barcó se incendió y Hooker se salvó por los pelos..., sin embargo sus vivencias con los habitantes de la isla y el recordatorio de la Flora se publicaron en forma de libro con el título "Tour in Iceland" de circulación restringida en 1811 y reimpreso en 1813. (Adjunto enlace con un ejemplar escaneado de 1811. Journal of a Tour in Iceland on 1809 by William Jackson Hooker https://archive.org/details/JournalofaTourin000180699v0HookReyk). Durante su cargo como director de los Jardines, se construyeron los famosos invernaderos de cristal, las mayores estructuras de hierro fundido de Inglaterra.

The Palm House 1841-1849


La Casa de la Palmera (The Palm House) fue construida por el arquitecto Decimus Burton entre 1841 y 1849, su estructura horizontal de forma tubular se asemeja al casco de un barco, pero invertido. Es el edificio estrella del recinto y una de las construcciones más bellas de la arquitectura victoriana. Su nombre se debe a que conserva la planta interior más alta del mundo, la especie chilena "Palma de Coquitos" (Jubaea chilensis).
Uno de las estancias más bellas en Kew es el estanque de los nenúfares, conocida como "Waterlily House". La estructura de hierro y cristal del edifico fue diseñada por Richard Turner en 1852. El primer objetivo de este singular edificio era alojar a la especie de nenúfar más grande del planeta el "Victoria amazónica" nativo de las aguas profundas del río Amazonas, descubierto por Tadeo Javier Peregrino Haenke en Bolivia en el año 1801. Las hojas circulares de este espectacular nenúfar acuático pueden alcanzar 1 metro de diámetro y que a su vez flota en la superficie del agua sobre tallos sumergidos que alcanzan los 7 u 8 metros de largo, pero aún hay más, pueden soportar 40 kilos de peso en su superficie.



Illustartion by Fitch 1851

Pero si hablamos de la especie más grande que se conserva en el estanque de los nenúfares también quiero hablar del más pequeño, ya no sólo porque bate el récord de la especie más diminuta sino porque han conseguido que no se extinga, propagarlo y conservarlo. El caso del Nenúfar enano ruandés (Nymphaea thermarum) figura entre los casos nunca resueltos por Scotland Yard, un misterio cercano a una novela de George Simenon o Sherlock Holmes. Esta especie fue robada una noche y del caso nunca más se supo, menos mal que el horticultor más famoso de Kew, Carlos Magdalena-artífice de la milagrosa propagación de la rarísima variedad-tenía guardados decenas de ejemplares en los viveros tropicales de Kew Gardens. A Carlos se le conoce entre sus colegas de profesión como "El Mesías" de las plantas y hasta hace poco menos de un año ha sido elegido uno de los 1.000 londinenses más influyentes. El nenúfar enano fue descubierto en 1987 por un botánico alemán, Eberhard Fischer, que lo llevó al jardín botánico de Bonn, y gracias a un intercambio de plantas llegó hasta los invernaderos tropicales de Kew. Entonces es cuando las manos y la mente portentosa de Carlos Magdalena hacen posible propagarlo-"con las técnicas habituales para los nenúfares, que crecen en aguas profundas, se había logrado que germinara, pero luego se debilitaba y no llegaba a crecer"-Había que dar con el secreto...,Carlos Magdalena sabía que el hábitat original del nenúfar era un manantial, en el que los niveles de agua suben y bajan constantemente, por lo que dio con la clave-¡lo que la Nymphaea thermarum necesitaba  era dióxido de carbono, es decir una mayor exposición al aire, manteniendo siempre una parte sumergida para conservar la humedad!-y de esta manera floreció en tan sólo 2 meses tras veinte años de intentos.

Carlos Magdalena en Waterlily House

Otro de los edificios importantes es la Casa Templada "The Temperate House"de 1859, un invernadero de estilo victoriano de hierro y cristal con el doble de superficie que la Casa de la Palmera. Alberga especies tropicales tan bellas y raras que el visitante queda perplejo al observarlas. Una de ellas, (entre la gran variedad de angiospermas, equisetos, musgos, algas) es la Trepadora de Jade (Strongylodon macrobotrys), una enredadera que proviene de las selvas tropicales de Filipinas. Puede medir más de 15 metros de altura con unos racimos colgantes en forma de garra. Su color es esmeralda o turquesa muy profundo y lo más curioso de todo, es polinizada por murciélagos.

Trepadora de Jade

Orquídea de Madagascar

Otra de las especies botánicas más exquisitas es la Orquídea de Madagascar, también llamada orquídea de Darwin. Su nombre se lo debemos a los increíbles descubrimientos sobre su polinización que hizo su mentor de ella. Darwin descubrió que la orquídea era polinizada por una especie de polilla, conocida como la Esfinge de Morgan, la cual es la única dentro de este tipo de especies que posee un probóscide (para aclararnos, apéndice alargado y tubular) capaz de libar el néctar de tan singular flor.
No puedo terminar esta entrada sin mencionar al gran divulgador científico y gran persona (no lo conozco pero estoy segura de que lo es), ¡Sir Great David Attenborough!, una de las personas que más ha hecho por la conservación, divulgación, preservación, conocimiento, entusiasmo, de la Biodiversidad, de la Naturaleza, de la Fauna, en definitiva de la Tierra y de todos los Seres Vivos. A él le debemos que su labor por la divulgación y su experiencia sean la llave para realizar, producir, escribir y dirigir la casi totalidad de los documentales que la BBC dedica a lugares como Los jardines de Kew, en una serie documental llamada "The Kingdom Plants" (El Reino Vegetal) y cuyo enlace incluyo a continuación. Thanks! Sir Attenborough por la magia que desprende, por lo que hace a pesar de sus casi 89 años y sobre todo: por ¡existir!. En palabras de Attenborough-Las plantas no sólo le proporcionan belleza al mundo sino que además son la esencia de la vida en la tierra-.

BBC David Attenborough "The Kingdom Plants" 



jueves, 2 de abril de 2015

Niveles de vida




Me permito arrancar esta entrada con el título del último libro publicado por Julian Barnes (Leicester, 1946) "Niveles de vida". Ha sido empezar a leer las primeras líneas y verme flotando en el aire, como muestra su portada. No puedo contar mucho más, sólo que nos habla de los pioneros de la conquista del cielo con los globos aerostáticos y de las iniciales tentativas de fotografías aéreas realizadas por Gaspard-Félix Tournachon (1820-1910), más conocido como Nadar.





Los aeronautas eran los nuevos argonautas, y sus aventuras eran objeto de una crónica instantánea. Un vuelo en globo unía la ciudad y el campo, Inglaterra y Francia, Francia y Alemania. El aterrizaje suscitaba pura emoción : un globo no causaba ningún mal. (...) Los vuelos en globo representaban libertad, pero una libertad supeditada a los antojos del viento y el clima. Los aeronautas muchas veces no sabían si se estaban moviendo o permanecían quietos, si ganaban altura o la perdían. En los primeros tiempos, arrojaban un puñado de plumas que volaban hacia arriba si estaban descendiendo y hacia abajo si ascendían. (...) A lo largo del primer siglo aeronáutico hubo múltiples intentos de dominar la bolsa incontrolable con su barquilla oscilante. Se probaron timones y remos, pedales y ruedas que hacían girar ventiladores de hélice; estas tentativas no cambiaron gran cosa. Frederick Gustavus Burnaby (1842-1885) pensaba que la clave residía en la forma: el progreso consistía en un aerostato con forma de tubo o de cigarro puro y propulsado por una maquinaria, como al final quedó demostrado. Pero tanto los ingleses como los franceses, los conservadores como los progresistas, coincidieron en que el futuro de estos vuelos estaba en la máquina más pesada que el aire. Y aunque su nombre siempre estuvo asociado a los globos, Tournachon fundó también la Sociedad para el Fomento de la Locomoción Aérea por medio de aparatos más Pesados que el Aire; su primer secretario fue Jules Verne. Otro entusiasta, Victor Hugo, dijo que un globo aerostático era como una hermosa nube en movimiento, mientras que la Humanidad necesitaba un equivalente de ese milagro desafiante de la gravedad: las aves. Volar en Francia, interesaba por lo general a los progresistas en materia social. Tournachon escribió que los tres emblemas supremos de la modernidad eran la "fotografía, la electricidad y la aeronáutica". 
Julian Barnes "Niveles de Vida". Anagrama 2014.
Creo que este es el principio de una larga amistad, entre Tournachon y Castaño de Indias. (Continuará...)


(Magnífico corto de animación. Un precioso diálogo entre los sueños y la aviación. No se lo pierdan, son sólo 5.30 min)